Blog del Narco

Las ultimas palabras de "El Vicentillo" hijo de "El Mayo" Zambada antes de conocer su sentencia en Estados Unidos

Cargando...
Jesús Vicente Zambada Niebla, alias El Vicentillo, sorprendió cuando le dictaron una condena de quince años en prisión; sin duda un logro para la defensa del exintegrante del Cártel de Sinaloa comandado por Joaquín El Chapo Guzmán.

Los portales de noticias como El Universal aseguran que El Vicentillo cambió completamente al pasar de ser el príncipe del Cártel de Sinaloa a un sujeto que quedó a merced del Gobierno de Estados Unidos.

Aquel hombre que gestionaba los envíos de droga a Estados Unidos o que giraba órdenes de asesinato quedó en la oscuridad para dar paso a un exdelincuente arrepentido por sus actos y consciente del daño en el que incurría.

Cuando El Vicentillo se encontró en una Corte en Estados Unidos confesó que tomó malas decisiones en la vida y aceptó su castigo con responsabilidad, por lo que ahora está dispuesto a ser un hombre de bien.


El Vicentillo argumentó que desde hace décadas intentó apartarse de su labor como narco cuando se fue a España y Canadá, pero siempre fue obligado a regresar a su hogar por mandato expreso de su padre Ismael Mayo Zambada.

Jesús Vicente Zambada Niebla se dejó cobijar por la seguridad que le prometió el Gobierno de Estados Unidos, pero esto significaba que debía traicionar a sus hermanos del cártel, así como a su familia.

El Vicentillo afirmó que sin vacilar buscaría el bienestar de sus seres queridos al alejarlos del crimen organizado. Esto fue lo que dijo el excriminal al respecto:

“He sacrificado mucho para sacarlos del mundo en el que vivíamos: sin vacilar lo haría otra vez con tal de verlos felices, libres de todo temor, con una vida en paz y con felicidad”.


El Vicentillo nació en el pico más alto del Cártel de Sinaloa y por lo tanto tuvo la oportunidad de tomar varios caminos, pero siempre fue seducido por la tradición familiar en la que las amenazas no faltaron y al final el excapo vio que hay luz después de la oscuridad.

Cuando El Vicentillo se encontró en la Corte frente a frente con el juez Rubén Castillo declaró que aceptaría cualquier sanción impuesta y la fortuna le sonrió con los quince años en prisión.

El Vicentillo puntualizó que tras salir de la cárcel se encargaría de darle un buen futuro a sus hijos, a su esposa y a su familia.
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter