Blog del Narco

"El miedo no anda en burro", Las veces que el Estado Mayor Presidencial de Peña Nieto huyó de la tierra de Los Zetas y el CDG

Cargando...
El 11 de diciembre de 2006, el entonces presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, declaró formalmente la guerra contra el narcotráfico, desde entonces muchas regiones de nuestro país se han convertido en lugares peligrosos, donde nadie, ni siquiera los gobernantes, se encuentran seguros.

En ese sentido, las necesidades de seguridad tanto de los ciudadanos como de los funcionaros aumentaron, por lo que el Estado Mayor Presidencial (EMP) se convirtió en una de las instituciones más importantes del país, al menos durante dos sexenios, pues con la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia, este fue disuelto.

Los agentes del EMP eran militares altamente capacitados, tenían entrenamiento de élite y habían sido aprobados en las diferentes pruebas de capacidad y confianza, demostrando su alta efectividad, por lo cual estaban encargados de garantizar la seguridad del presidente de México.

Sin embargo, a pesar de todas sus virtudes, existen registros de dos momentos en que el EMP no fue capaz de cumplir a cabalidad con su función y tuvieron que salir huyendo para evitar los conflictos.

De acuerdo con un reportaje realizado por el famoso periodista Carlos Loret de Mola, el EMP tuvo que salir corriendo en dos ocasiones durante el sexenio de Peña Nieto, pues no solo peligraba la seguridad del mandatario, sino la de los propios militares.

La primera de las ocasiones fue una vez cuando Peña Nieto tenía programada una visita al estado de Tamaulipas; como de costumbre un grupo del EMP se adelantó para revisar los hoteles y conocer a profundidad las rutas que se recorrerían, de forma que todo estuviera controlado.

Mientras la avanzada del EMP se encontraba realizando su trabajo en Tamaulipas, un grupo de criminales se les acercó y los amenazó, advirtiéndoles que si no se iban las consecuencias serían sumamente graves.

La segunda ocasión es más reciente, ocurrió en enero de 2018, durante el último año del mandato de Peña Nieto. De nuevo se tenía programada una gira presidencial por la ciudad de Reynosa, en Tamaulipas; sin embargo, el EMP decidió cancelarla, pues al llegar se dieron cuenta de que la presencia del Cártel del Golfo era tal que era imposible garantizar la plena seguridad del presidente.
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter