Blog del Narco

Vehículos, joyas y cantidades millonarias de dinero, Los "bienes arrebatados" que buscan recuperar las mujeres de los capos

Cargando...
Uno de los problemas que más afecta a México es el narcotráfico. Afortunadamente, gracias a las autoridades, en ocasiones se logra detener a los principales capos de los cárteles de droga.

Cuando esto sucede, se decomisan lujosos inmuebles, vehículos, joyas y grandes cantidades de dinero.

Las tres mujeres del narco están tratando de recuperar lo perdido.

Las féminas luchan jurídicamente contra la Fiscalía General de la República, para poder tener en su poder inmuebles y cuentas bancarias.

La primera de ellas es Ruth Lizeth Serrano Corona, quien es esposa de Benjamín Arellano Félix, uno de los líderes del Cártel de Tijuana o cártel de los Arellano Félix.

Desde marzo de 2002, el capo se encuentra recluido en el penal de máxima seguridad del Altiplano, en Almoloya de Juárez.

Lizeth Serrano Corona siempre se ha mantenido alejada de los medios de comunicación, pero desde mayo de este año ha reclamado un inmueble, el cual está ubicado en el lote 4, manzana 3, en la colonia Madero Sur, en Tijuana.

Se especula que la fémina habría comprado el terreno en septiembre de 1987 a una mujer llamada Gloria Macías Corona de Muriel.

La casa fue vinculada a Arellano Félix, por lo que se encuentra en posesión del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Ante el reclamo, un juez ordenó a las autoridades federales justificar el decomiso para que la propiedad no sea devuelta a Ruth Lizeth Serrano Corona.

Desde hace más de 30 años, Socorro León Ojeda es investigada por tener relaciones con el Cártel de Guadalajara, las cuales no se han podido demostrar. Sin embargo, a pesar de esta situación no le han devuelto las ocho cuentas bancarias que le fueron congeladas.

León Ojeda acudió al Juzgado Segundo de Distrito en Materias de Amparo y Juicios Federales para poder obtener la liberación de sus cuentas aseguradas por las autoridades.

La mujer detalló que violaron sus derechos humanos al dejar en permanente indefinición la averiguación en su contra desde hace más de quince años.

Autoridades federales aseguran que no se ha podido realizar su comparecencia ante un juez, pues al parecer vive en Estados Unidos.

A Deyanira Quinceno Córdoba le fue decomisada una casa por la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido), en 2016.

Las autoridades detallaron que el inmueble estaba relacionado con Los Jabalíes, célula criminal del Cártel de Sinaloa.

Dicho hogar está ubicado en la calle Canadá número 27, interior 32, condominio River House de la Tercera Etapa del Río Tijuana.

La mujer asegura ser la dueña de la propiedad y ha presentado documentos que acreditan su testimonio.

A pesar de esto, la justicia no le ha regresado el patrimonio.

Lo único que ha conseguido es la reposición del procedimiento de un juicio de amparo promovido ante el Juzgado Segundo de Tijuana.

La primera demanda fue presentada en 2017, pero ahora comenzará de nuevo.

Dentro del hogar se encontró una bolsa negra con mariguana, motivo por el cual fue decomisada.
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter