Blog del Narco

“La Mafia Mexicana” opera cerca de la celda en la que duerme “El Chapo” en la prisión Florence ADMAX, revela uno de sus líderes

Cargando...
Los Ángeles, Estados Unidos (La Opinión).– En la prisión Florence ADMAX en Colorado, la única de Estados Unidos de “supermáxima seguridad”, miembros de ‘‘La Mafia Mexicana” continúan cometiendo fechorías, no muy lejos de la celda que hoy ocupa Joaquín “El Chapo” Guzmán, convicto en Nueva York por narcotráfico.

Así lo declaró en una corte federal de Los Ángeles un jefe de la organización criminal que testificó contra José Loza.

‘‘La Mafia Mexicana” que controla las actividades de varias pandillas hispanas en el sur de California, tiene sus propias reglas en dicho complejo y hasta cobran “impuestos” a los vendedores de droga en las calles, a juzgar por el testimonio de Thomas Moreno.

En el juicio, en el que también testificó un condenado a muerte, Moreno, de 60 años y que desde el 2007 formó parte del grupo, dijo al jurado el pasado 22 de agosto que conversó varias veces con otros pandilleros, incluso estando en una zona aislada, en clara violación a las normas de la penitenciaría que administra el Buró Federal de Prisiones (BOP).

“Si yo estaba en la (celda) 5 y él en la 4, arriba, yo podía hablar con él a través del baño”, detalló Moreno con un largo historial delictivo desde 1983, incluso estando en prisión.

“Tú puedes quitar la regadera o el lavamanos y puedes hablar con alguien por la cañería”, agregó según citado por Univision Noticias. “Si alguien te quería hablar, ellos solo te llaman y tú contestas, como si fuese un teléfono”, detalló.

– “¿Lo puedes hacer incluso cuando hay puertas dobles?”, preguntó un fiscal federal.

– “Correcto”, respondió Moreno.

Los operadores del espacio que presumen el hecho que nadie ha escapado desde su apertura en 1994 no se refirieron directamente a las alegaciones del testigo, pero dijeron, en un comunicado escrito a la cadena, que investigan los señalamientos.

“El BOP tiene políticas, procedimientos y prácticas vigentes para monitorear las comunicaciones de los reclusos con vínculos conocidos o sospechosos con los carteles de la droga y el crimen organizado, e intercambia información de inteligencia con nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley según sea necesario”, indica el comunicado enviado a dicho medio.

Moreno, que estuvo en Florence ADMAX de 1996 a 2002 y luego de 2007 a 2016, dijo que para comunicarse con socios también usó un lenguaje improvisado de señas.

“Ellos tienen siete jaulas pequeñas, una junto a la otra, y cada persona es puesta en una jaula. Puedes hablar través de la reja, simple, como si estuvieras libre”, agrego sobre las conversaciones directas en el patio del penal.

Otras estrategias para intercambiar información son mensajes por medio de “cometas” o papeles atados a cuerdas.

“Nos ponemos de acuerdo, eso ocurre una vez a la semana, los sábados, y él te puede pasar ‘cometas’, café o cosas así. Cualquier cosa que quepa debajo de la puerta”, expresó el pandillero.

“El Chapo” Guzmán se encuentra en la unidad “Range 13” desde el 19 de julio. Su abogada Mariel Colón asegura que no mantiene conversación con otros reos.

El pasado 30 de agosto, Loza fue hallado culpable de asesinato y narcotráfico.

Loza, de 40 años, pertenecía a la pandilla “Canta Ranas”, ejecutores de órdenes de “La Eme”, y estaba acusado de matar en 2016 al también pandillero Dominick González.
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter