Blog del Narco

"La mayoría ya se fue", Tras recibir amenazas del CDS por levantar a su gente, familias de militares huyen de sus casas en Culiacán

ads
Por miedo, luego de ser amagadas tras el fallido operativo para detener a Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín "El Chapo" Guzmán, familias de militares abandonaron sus viviendas en el complejo habitacional de la Colonia 21 de Marzo de esta ciudad.

Fuentes militares aseguraron que parte de las familias fueron evacuadas y enviadas, para su tranquilidad, a la sede de la Novena Zona Militar, también en Culiacán.

Se trata de al menos 60 de 140 familias de soldados que estaban en la Unidad Habitacional Militar ubicada por la carretera a Mazatlán, que alberga también oficinas administrativas y una sucursal de Banjército.

Vecinos de la zona aseguran que algunas familias se fueron con parientes y conocidos en la ciudad.

"La mayoría ya se fue", dijo una residente del complejo.

"Se fue con la gente que conocen de aquí y otras que ya tienen familia porque se puso muy fuerte. Sonaban los balazos. Yo me escondí con los niños".

El jueves, cuando un operativo de la Guardia Nacional intentó capturar al hijo de "El Chapo", el Cártel de Sinaloa desató una serie de acciones para presionar a los militares.

Los delincuentes lograron que Ovidio les fuera devuelto por las autoridades.

Entre las acciones, el complejo de 16 edificios de departamentos fue atacado por un comando de presuntos integrantes del Cártel de Sinaloa.

Algunos pistoleros entraron al lugar disparando al aire, según testimonios de vecinos.

En la ciudad protagonizaron tiroteos con autoridades y narcobloqueos, provocando pánico y caos entre la población, con un saldo de ocho muertos, nueve autos quemados y la liberación de 55 reos.

El Secretario de la Defensa, General Luis Cresencio Sandoval, reconoció un día después el ataque a las familias de militares como acto de presión para soltar al presunto narcotraficante.

"Se acercaron a la unidad habitacional, entraron, hicieron fuego sobre la unidad habitacional", detalló en la conferencia que encabezó con el Secretario de Seguridad, Alfonso Durazo.

"Se llevaron a un elemento de seguridad civil contratado para la seguridad de las instalaciones y a un elemento de tropa que estaba vestido de civil".

Según vecinos, ese día llegaron al complejo varios vehículos con hombres armados que se apostaron para vigilar el acceso y la salida.

"Aquí se acomodaron unos tres carros y una camioneta, y por allá otra", dijo un habitante del sector.

"Nomás estaban vigilando a la gente desde afuera y tiraban balazos".

 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter