Blog del Narco

Convoy de sicarios emboscan y rafaguean a jefe de la policía en Zacatecas, dejan una mujer policía herida y un sicario abatido

Cargando...
Adalberto Ochoa, director de Seguridad Pública de Valparaíso, Zacatecas, fue asesinado este sábado durante una emboscada de hombres armados.

De acuerdo con información de la vocería de Seguridad Pública del gobierno de Zacatecas, el hecho ocurrió sobre la avenida Zaragoza esquina con Felipe Ángeles de la Zona, en la zona centro de la cabecera municipal, cuando el jefe policiaco transitaba en una patrulla, acompañado de una mujer policía y fueron atacados a balazos.

Elementos de la Policía Municipal repelieron el ataque de los civiles armados que circulaban a bordo de un vehículo corlo gris en la comunidad El Vergel.

En el enfrentamiento uno de los agresores murió y una mujer policía resultó herida de gravedad, mientras que el mando, también herido, fue trasladado a un hospital en donde falleció más tarde por las detonaciones de armas de fuego.

“Corporaciones de los tres niveles de Gobierno desplegaron, por instrucciones del Gobernador Alejandro Tello, un operativo de seguridad para tratar de ubicar al resto de los responsables”, precisó la vocería del Seguridad del estado.


Algunas versiones de habitantes de Valparaíso señalan que esta balacera causó pánico entre la población, ya que comenzó con una persecución cerca del Lienzo Charro cuando los sicarios dispararon contra la patrulla en la que viajaba el jefe policíaco.

Durante la movilización, personal de la Guardia Nacional localizó en la comunidad de El Vergel, un vehículo que podría estar relacionado con esta agresión y aseguró un arma de fuego que fue ubicada cerca de la unidad antes referida.

En tanto, personal de la Fiscalía General de Justicia del Estado trabaja en la recolección de indicios que formarán parte de una carpeta de investigación para esclarecer los hechos.

Este mismo sábado fueron atacados elementos estatales en el municipio de Río Grande, con un saldo de cuatro agresores abatidos.

Mientras que el pasado 1 de octubre, un enfrentamiento en Valparaíso dejó un saldo de un policía y dos civiles armados muertos.

El pasado 31 de julio, el director de Seguridad Pública Municipal de Juan Aldama, Zacatecas, Víctor Hugo Salazar, de 43 años, y el oficial Manuel de Jesús de 34, fueron asesinados a sangre fría por presuntos sicarios mientras atendían un llamado anónimo. Sus cuerpos fueron hallados a 200 kilómetros al noroeste de la capital del estado.

Según la Secretaría de Seguridad estatal la emboscada pudo ser en respuesta a la persecución y balacera que se registró días antes entre policías y presuntos sicarios. Durante la implementación de un retén de revisión, los elementos de la Policía Estatal fueron agredidos con impactos de arma de fuego por tres civiles que se resistieron a la inspección.

Cifras de la organización Causa en Común —obtenidas a partir de un recuento de notas informativas— revelan que en lo que va de este 2019, 344, policías federales, ministeriales, estatales y municipales han sido asesinados en todo el país en cumplimiento de su deber, un promedio de uno al día. La mayoría de los oficiales ejecutados pertenece a corporaciones municipales, seguido de cuerpos estatales y federales.

Julio se mantiene como el más violento para los uniformados con 47 bajas, misma cantidad que se registró en julio de 2018. Las emboscadas son la principal causa de muerte de los agentes.

Durante 2018 fueron asesinados al menos 421 policías en 30 entidades del país, lo que arrojó un promedio de un elemento caído por día, siendo la corporación municipal la más golpeada, con 47.8%; le siguen las estatales, con 27%; la policía ministerial, con 16.1%; la Policía Federal, 5.2 por ciento y del Sistema Penitenciario, con 4%.

Según la organización Causa en Común, los estados con mayor número de asesinatos de agentes el año pasado fueron: Guanajuato (64 en todo el año); Guerrero (43) y Estado de México (41).
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter