Blog del Narco

Cuatro mujeres controlan el Huachicol, el Huachigas y el Robo en Puebla: La Loba, La Negra, NarcoBety y La Reina del Sur

Cargando...
Las mujeres han llegado a puestos de poder también en las organizaciones delictivas en Puebla. Hasta su detención Liliana N. y Beatriz T. controlaban el narcomenudeo al sur de la capital. Lidia M. es la principal operadora del huachigas y el robo en el norte. Y Arely P., el la mujer que mantiene el huachicol en distintos municipios de la zona metropolitana

Cuatro mujeres poblanas se encuentran entre los principales operadores del crimen organizado en Puebla; se trata de Arely P., mejor conocida como “La Negra”, la principal huachicolera de la zona de San Matías Tlalancaleca y San Martín Texmelucan; Liliana N., alias “La Reina del Sur”, quien se apoderó de la venta de drogas en la capital poblana hasta su detención; Beatriz T., alias “Narco-Bety”, quien heredó el poder de Liliana y su estructura delictiva y finalmente Lidia M., “La Loba”, quien actualmente controla el huachigas y otros negocios delictivos en el norte de Puebla.

Estas cuatro mujeres representan otro tipo de poder y han conseguido mantener amplias células delictivas en la capital de Puebla y su zona metropolitana; se les adjudican además de sus negocios ilícitos, varios homicidios.

La coincidencia de todas estas mujeres del hampa local es que tienen un don de liderazgo más carismático y genuino e incluso que resultaron ser mejores que cualquier hombre para sumar estructuras de poder, nuevas bandas e incluso adoptar y cooptar a familias completas para hacerlas sus cómplices.

Aquí se presenta un resumen de cada una de estas mujeres, de las cuales dos se encuentra en prisión y dos aún permanecen en libertad.

Areli P., alias “La Negra”

Vecinos de la zona de Tlalancaleca señalan que Areli P. “La Negra” heredó el negocio del huachicol de su pareja, un veracruzano que murió durante el 2017. El hombre le dio sus contactos con otros cárteles y grupos de la delincuencia organizada para lograr el control del robo de hidrocarburo en la zona de San Francisco Tláloc, junta auxiliar de Santa María Tlalancaleca sin embargo poco a poco su influencia ha llegado a otros municipios de la zona metropolitana de Puebla y ahora lucra con el huachigas.

“La Negra” presumía pagos de seis mil pesos mensuales a agentes de la Policía Municipal en Tlalancalexca y mientras ella teje las relaciones de complicidad con su grupo en la zona poniente de la franja del huachicol, su hermano, Carlos P., mejor conocido como “El Salinas”, es quien coordina a los hombres que se dedican a la extracción del hidrocarburo, su traslado y defensa en caso de que sean detectados por uniformados.

El 22 de mayo del 2018 el grupo de “La Negra” y “El Salinas” fueron identificados por cobrar 500 pesos a los pobladores de San Francisco Tláloc para que recogieran el combustible que salía de una toma abierta. Además fueron los responsables de la balacera del 30 de mayo de 2016 en San Francisco Tláloc, luego que los pobladores se organizaran para asegurar al menos 20 camionetas cargadas de bidones de gasolina y donde quemaron cuatro vehículos más.

El pasado 16 de septiembre del 2019 se le adjudicó otra toma clandestina en San Lorenzo Almecatla, Cuautlancingo, según información de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Liliana N., alias “La Reina del Sur” y Beatriz T., alias “Narco-Bety”

Liliana N., mejor conocida como “La Reina del Sur” está relacionada con otro capo local poblano Omar Jonathan N. alias “El Negro” quien hasta hace unos meses tenía el control de Clavijero y parte del oriente de Puebla.

“La Reina del Sur” controlaba colonias como Minerales del Sur y Constitución Mexicana así como varias unidades habitacionales. El 31 de mayo de 2018, las autoridades del estado de Puebla convocaron a una rueda de prensa para confirmar su detención. Junto a ella, se detuvieron a su esposo, su mamá y su guardaespaldas; todos contaban con antecedentes penales por la distribución de estupefacientes.

Este grupo delictivo, según la Fiscalía de Puebla ordenó la decapitación del joven Alan Bedolla, dejó su cabeza en una jardinera de Balcones del Sur y abandonó un cuerpo en Periférico y Clavijero para provocar miedo y adjudicarse la plaza.

A “La Reina del Sur” también se le adjudicó el asesinato del niño identificado como Marco Antonio N., cuyo cuerpo fue encontrado en Periférico Ecológico y la 14 Sur frente al acceso del fraccionamiento Los Héroes; sin embargo, esto no fue confirmado por las autoridades.

Quien controló después de ella el sur de Puebla fue identificada como Beatriz T., alias “Narco-Bety”. quien sumó la estructura de Liliana. “La Reina del Sur” había pasado el poder a su hermana Laura pero ella no tuvo el don de mando.

Beatriz T. empleó a Laura y su estructura y logró un grupo de narcomenudistas organizados con presencia en varias colonias con tienditas y fumaderos. Ella fue una de las 26 personas aseguradas tras los hechos violentos en los que murió el agente de la Policía Municipal, Jesús Humberto Ojeda Vázquez y tiene familiares en la banda conocida como “Los Trejo” de Xonaca.

Lidia M., “La Loba” en el norte de Puebla

Lidia M. M., alias “La Loba” dirige un grupo delictivo grande y fuerte que controla el narcomenudeo, y es responsable del huachigas, el robo a casas habitación y hasta los atracos a rutas del transporte público en la zona norte de la ciudad de Puebla.

A la organización de “La Loba” se sumó otra de las bandas más peligrosas del norte la cual no ha sido disuelta y es conocida como “Los Tarzanes” a quienes se les relaciona con la fuga de gas en Villa Frontera que puso en peligro a las familias de más de 9 colonias la madrugada del 12 de septiembre del 2018.

A Lidia M. y sus cómplices incluso se les investiga por ser los probables responsables de al menos uno de los homicidios de las personas encontradas ejecutadas en la zona de Flor del Bosque y Haras, en donde podrían haber tirado a una de sus víctimas.

Este grupo de la delincuencia organizada tiene el control de fumaderos y narcotienditas en colonias como Villa Frontera, Jorge Murad, El Conde, La María, la zona de la Central de Abasto y el Camino a Tlaltepango así como la carretera federal a Tlaxcala.

A finales del 2018 y principios del 2019 se tenía identificado que la banda de La Loba y de Los Tarzanes en combinación tenían más de 70 miembros reportando actividades ilícitas. Aunque hasta el momento se desconoce cómo es que comenzaron con el robo a ductos de gas LP en la zona norte de Puebla.
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter