Blog del Narco

José Antonio Yépez "El Marro" líder del Cártel de Santa Rosa de Lima, el delincuente fantasma que autoridades "no ubican"

ads
Probablemente, el nombre José Antonio Yépez Ortiz no le diga nada. Pero seguramente el alias de ‘El Marro’ cobre significado, sobre todo en la zona sur de Guanajuato y todo su corredor industrial; sin embargo, en casi cinco años en que se le atribuye una larga lista de delitos, nadie ha logrado afirmar que lo ha visto.

José Antonio Yépez es el supuesto líder del Cártel de Santa Rosa de Lima, grupo delictivo originario del pueblo que lleva el mismo nombre y que está enclavado en el municipio de Villagrán, a 20 minutos de Celaya.

En medios informativos el concepto de ‘El Marro’ comenzó a escucharse en el año 2014, al ser señalado como uno de los responsables de la extracción de combustible de los ductos de Petróleos Mexicanos, lo que se denominó como huachicoleo, por su parecido con la toma de aguamiel de los magueyes para hacer pulque.

En ese momento, José Antonio Yépez habría sido el lugarteniente de David Rogel Figueroa, El Güero, pero no pasó mucho tiempo antes de que asumiera el control del grupo delincuencial.

En octubre de 2017, el Cártel de Santa Rosa de Lima irrumpió en los medios de comunicación, toda vez que lanzó un video que muestra a un grupo armado disparando al aire y amenazando al Cártel Jalisco Nueva Generación, afirmando que Guanajuato es su territorio.

A partir de ese momento, de acuerdo con las mismas autoridades de Guanajuato, comenzó una verdadera guerra entre ambos bandos, y de ahí la serie de homicidios, tomando como escenarios principales los municipios de Salamanca, Celaya y los Apaseos, sin dejar de lado Comonfort, Juventino Rosas, Valle de Santiago, Villagrán, Cortazar e Irapuato.

De enero a septiembre de 2019, Guanajuato contabilizó la cifra más alta de homicidios dolosos, con dos mil 560. En tanto, el año pasado, 2018, Guanajuato cerró con tres mil 290 asesinatos, de acuerdo con las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), poniéndolo como el estado más violento de México.

El Cártel de Santa Rosa de Lima no solamente se nutría de las ganancias por la venta del combustible robado, sino también del resultado del secuestro y la extorsión, que principalmente ha afectado a los comerciantes de Celaya, Salamanca e Irapuato.

El 22 de mayo pasado, el gobierno de Guanajuato encabezó el esfuerzo más serio para terminar con la influencia del Cártel de Santa Rosa de Lima, colocando en esa comunidad rural un Centro de Salud, instalaciones deportivas, ampliación de la red de alumbrado público, una preparatoria y la escuela de la Policía Estatal.

Previamente, el 5 de marzo, Guanajuato vivió el bloqueo de la carretera Salamanca–Querétaro, con vehículos en llamas y piedras en el pavimento, lo que llevó a la incursión de las autoridades a Santa Rosa de Lima, entrando a la lujosa casa de José Antonio Yépez. Pero El Marro no fue capturado.

El 12 de marzo, en redes sociales fue difundido el audio de una conversación telefónica entre uno de los líderes del Cártel Santa Rosa de Lima, Noel Lara, El Puma, y el exalcalde perredista de Cortazar, Hugo Estefanía Monroy, quien sostuvo que él es el indicado para poder obtener recursos públicos de forma ilícita.

“Yo te digo cómo manejes porque hay un chingo de recursos que se tienen que bajar, wey, sin pedo, limpiecitos, wey, sin broncas. Del fondo uno, del fondo dos, yo traigo cuánto le va a llegar, cuánto le llegó, cómo hacerle… viene un fondo para lo del huachicol que traen ahorita, wey. Viene un fondo que viene para compra de armamento. Ahí es un ‘bisnesote’, wey, pero pues yo te lo platico a ti de cuates, wey”, ofreció el exservidor público que gobernó Cortazar entre los años 2015 y 2018.

Pero a la fecha y pese a los escándalos y pruebas en su contra, Hugo Estefanía no ha sido arrestado.

La falta de resultados de la Fiscalía General de Guanajuato ha llevado al Colegio de Abogados del Estado a considerar que la persecución del líder de Santa Rosa de Lima, cae en la simulación.

El presidente del organismo, Jorge Marcelino Trejo Ortiz, señaló que resulta poco creíble que las autoridades no tengan ubicado a El Marro.

“No creo que nadie sepa en dónde está, yo no lo sé, pero creo que eso de si cae El Marro depende de muy pocas cosas, de que se pongan las pilas y se decidan a atraparlo, no creo que Guanajuato tenga una sierra como la de Sinaloa, Veracruz o Chiapas, la más grande es la de Duarte y la de Santa Rosa, tal vez ande en Plaza Mayor —Centro comercial en León— y nadie lo ve”, cuestionó el abogado.

Ni siquiera su madre tiene acceso a El Marro. Hace tiempo se dio a conocer una grabación donde le reprochaba a su hijo que no la visitara.​
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter