Blog del Narco

Quiénes son "Los Chimales": el grupo de “El Chapito” que se pavonean y exhiben por las calles de Culiacán realizando patrullajes

ads
A pesar del reforzamiento de la seguridad en la ciudad de Culiacán, Sinaloa, tras el fallido operativo para capturar a Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán, sicarios ligados al Cártel de Sinaloa (CDS) siguen paseándose con total impunidad.  

En redes sociales circula un video de hombres vinculados a Iván Guzmán Salazar, alias “El Chapito”, identificados como “Los Chimales”, realizando un patrullaje de noche, por las calles de Culiacán.

En el clip de 16 segundos de duración, se aprecia parte del recorrido de los sujetos afines al hijo del exlíder del Cártel de Sinaloa, mientras escuchan un narcocorrido.

El pasado 17 de octubre, elementos de la Policía Ministerial detuvieron por breves momentos a Ovidio Guzmán López, pero ante su captura, sicarios del Cártel de Sinaloa desquiciaron la ciudad con balaceras y narcobloqueos con la finalidad de liberarlo, hechos que dejaron un saldo de 8 muertos, 16 heridos y 51 reos prófugos. Al final, el hijo de “El Chapo” fue puesto en libertad, para “no causar más muertes” y poner a salvo a la población.

A raíz de este hecho, las autoridades reforzaron los patrullajes para devolver la tranquilidad a los habitantes de Culiacán, aunque al parecer dicha estrategia no está funcionando del todo, pues los delincuentes siguen operando.

¿Quiénes son “Los Chimales”?

Se trata de un grupo armado liderado por Francisco Javier Zazueta Rosales alias “Pancho Chimal”, jefe de plaza en Culiacán, a quien se le vincula en el control de venta, distribución y trasiego de droga hacia los Estados Unidos.

El noviembre de 2008, “Pancho Chimal” fue detenido en la colonia Buenos Aires de Culiacán, pero tiempo después fue liberado. El 18 de febrero de 2017, fue nuevamente capturado, ya cuando comandaba una célula al servicio de “El Chapito”.

Menos de un mes después, el 16 de marzo de 2017, “Pancho Chimal se fugó junto con Juan José Esparragoza Monzón “El Negro” y otros tres hombres del penal de Aguaruto.

La respuesta “rabiosa” del Cártel de Sinaloa en Culiacán mostró cómo es la nueva generación de narcos

Lo sucedido en Culiacán mostró cómo es la nueva generación de narcos mexicanos, que si bien en el pasado ya había dejado atrás códigos que respetaron durante años, nunca atacó abiertamente a la población civil, como se vio en Culiacán, Sinaloa.

Analistas señalaron que la ofensiva del Cártel de Sinaloa para evitar la detención de Ovidio Guzmán no fue una acción improvisada sino que la organización criminal mostró que ya tenía planeado cómo actuar en caso de una emergencia, toda vez que en cuestión de minutos, distintos comandos bloquearon vialidades, quemaron vehículos, retuvieron a militares, se apostaron frente a un complejo donde viven esposas e hijos de soldados, y amedrentaron al gobierno enviando videos y mensajes por radio.

“Estamos frente a una nueva generación de crimen organizado que no respeta a los civiles”, dijo Cristóbal Castañeda, secretario de Seguridad Pública de Sinaloa, a la agencia Reuters y citado por la cadena estadounidense Univision.

El periodista Hugo Gutiérrez, de la agencia gubernamental Notimex, describió en un artículo cómo ciertos “códigos” se violaron en “La batalla de Culiacán”. Uno de estos era no dañar a los que viven en el bastión del cartel. Sin embargo, en esta ocasión, la organización aterrorizó a la población y puso en riesgo a objetivos civiles, como las familias de los militares de la zona.

“Sus pistoleros no respondieron así cuando recapturaron a ‘El Chapo’ en 2014 en un condominio de Mazatlán, ni cuando lo volvieron a arrestar en una calle de Los Mochis en 2016”, destacó Univision.

“El operativo rabioso de los seguidores de Guzmán López disparando en medio de la sociedad civil para su liberación, incluso con acciones videograbadas por ellos mismos, no es comparable a la estrategia criminal que utilizó su padre durante tres distintas detenciones como capo del Cártel de Sinaloa”, expresó Gutiérrez. “En Culiacán no sabían lo que significaba aventarse al pavimento junto con sus hijos”.

Anteriormente, otros expertos en el tema, como el periodista Javier Valdez, presuntamente asesinado por el Cártel de Sinaloa, advirtieron que en México se gestaba una nueva era en el narco en la que ya no existirían reglas y en la que ya no se respetarían ni siquiera las vidas de los niños.
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter