Blog del Narco

Convoy de sicarios emboscan a dos Federales en Cuernavaca, uno muere en el lugar y el otro fue levantado y ejecutado

ads
Varias colonias de Cuernavaca, sobre todo en Hacienda Tetela y Rancho Cortés, vivieron momentos de terror este jueves 6 de febrero debido a dos balaceras, cuyo resultado fue el asesinato de dos agentes de la Policía Federal Ministerial de la Fiscalía General de la República (FGR).

Alrededor de las 12:30 horas, el número de emergencias 911 recibió una llamada denunciando disparos de armas de fuego en la Subida a Chalma, en las inmediaciones de la Villa Internacional de Tenis y una gasolinera ubicada metros más adelante, rumbo al norte.

Fue así como elementos del Mando Coordinado de Policía Morelos se dedicaron a ubicar una camioneta blanca marca Toyota (Highlander), la cual estaba relacionada con los hechos, según la llamada recibida en el 911.

Un policía estatal, a bordo de su motocicleta, localizó la camioneta en la calle Magnolia de la colonia Rancho Cortés, detectando que en su interior se encontraba un hombre muerto, ensangrentado y ultimado a balazos. Trascendió que se trataba de uno de los dos agentes federales, con vestuario civil. El policía también ubicó dos rifles de alto poder tirados a un costado de la Toyota.

Mientras tanto, otro grupo de policías estatales se trasladaron a la Subida a Chalma. En el tramo comprendido entre la Villa Internacional de Tenis y la gasolinera observaron un automóvil blanco Aveo, de la Chevrolet, con los vidrios destrozados a balazos. Detectaron que en el lugar del conductor se encontraba un hombre muerto con disparos de arma de fuego. A su lado estaba una pistola de tipo escuadra.

Según comentaron policías estatales, los dos agentes viajaban juntos en el automóvil Aveo, sobre la Subida a Chalma, cuando presuntamente ubicaron a un grupo de sicarios, quienes abrieron fuego contra ellos. Aunque los federales repelieron la agresión, uno de ellos murió en el lugar y el otro fue levantado en la Toyota blanca, siendo ejecutado y abandonado junto con dicho vehículo en la calle Magnolia de Rancho Cortés.

En los lugares de los dos hallazgos hubo terror, amén de que la circulación vehicular fue suspendida durante horas. En la Subida a Chalma centenares de vehículos se quedaron varados, mientras el Ejército Mexicano custodiaba la zona, en tano personal del Servicio Médico Forense y agentes del Ministerio Público realizaban sus respectivas indagatorias. Hasta el momento de redactar la presente información no se sabía sobre detenido alguno.






 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter