Blog del Narco

Siguieron a su papá, a su tío...hasta a su santero; así cayó El Lunares, huyó a Hidalgo porque la Fuerza Anti-Unión lo seguían ya muy de cerca para ejecutarlo

ads
Un Cadillac, una camioneta Mercedes Benz, otra camioneta Mazda, un Beetle…  agentes de la Policía de Investigación (PDI), de la Secretaría de Marina y de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) siguieron durante más de tres meses cada uno de esos autos. Sabían que en ocasiones los usaba Oscar Flores, El Lunares, en otras su papá, a veces su tío y hasta su santero.

Fue el seguimiento a esos vehículos lo que finalmente permitió al equipo de inteligencia, ubicarlo la madrugada del viernes pasado. 

La camioneta Mazda negra la usó su papá en los últimos días. Y esa misma unidad fue hallada afuera de la casa en la que el jefe de La Unión, en Tepito, se ocultaba en el estado de Hidalgo. Ahí lo detuvieron. 

C4NoticiasMx tuvo acceso a una serie de imágenes y videos obtenidos por los agentes que le siguieron la pista a El Lunares, desde octubre pasado cuando escapó del operativo en Peralvillo 33.

En ellas se aprecian los autos que siguieron, también su papá, su tío, y su santero. Las autoridades sabían que sólo con ellos mantenía contacto directo. 

El equipo de investigación descubrió que, tras el escape de Peralvillo, El Lunares estuvo viviendo en distintos domicilios. Supieron que se ocultó en la Colonia Guerrero, en la Bondojito, en Juventino Rosas, en Puebla y finalmente en Hidalgo.

Hasta Hidalgo llegó luego de que descubrió que miembros de la Fuerza Anti-Unión lo seguían ya muy de cerca para asesinarlo.

Se trataba de los mismos sujetos que secuestraron en Garibaldi, y dejaron muertos en Estado de México, a su cuñado y a dos de sus más cercanos sicarios, en octubre pasado.

En Hidalgo, se supo, tenía al menos tres casas. Allá vivía con su última esposa. Y ahí adaptó un domicilio como narcolaboratorio, para seguir preparando cocaína para enviarla a la Ciudad. 

“De los trabajos de investigación se detectaron distintos inmuebles en Hidalgo en los que además de pernoctar de manera intermitente había acondicionado como centros de procesamiento de droga. Desde ahí seguía enviando fuertes cantidades de droga a la CDMX”, reveló un agente que participó en los trabajos para ubicarlo. 

Uno de los videos obtenidos por C4NoticiasMx permite ver al papá de Lunares en la camioneta Mazda negra. Lo grabaron estacionándola y luego caminando a uno de sus domicilios en la Ciudad. 

El viernes por la madrugada, los agentes de Francisco Almazán Barocio, los de Omar García Harfuch, y los de la Marina ubicaron esa misma camioneta afuera de una de las casas de El Lunares en Hidalgo. 

Y ahí lo detuvieron. Tenía alrededor de 20 kilos de cocaína y un arma larga que no pudo usar para defenderse. El Lunares ya no pudo escapar. Ahí acabaron sus últimos tres meses de fuga. 

Un día después, agentes de la PDI atraparon a su Santero. Ese hombre que le ayudaba a pagar sobornos a policías, el que le hacía sus altares con cráneos y huesos humanos, fue aprehendido en la zona de Peralvillo. 

Aunque se tiñó el cabello de rubio y se dejó la barba, los agentes ya lo tenían perfectamente ubicado. Y así lo atraparon y encerraron en el Reclusorio Norte.  

Ayer, un juez federal declaró la legal detención de El Lunares, y le ordenó quedarse preso en el Reclusorio Oriente mientras se define su vinculación a proceso. Las autoridades buscarán que sea enviado a un penal federal.
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter