Blog del Narco

A 35 años Gringos quieren reabrir el Caso 'Kiki' Camarena para seguir justificando sus acciones en México

ads
Autoridades estadounidense podrían retomar el caso de Enrique “Kiki” Camarena, un agente infiltrado de la DEA en el narcotráfico mexicano, asesinado en 1985.

El Gobierno de Estados Unidos estaría contemplando reabrir el caso para evaluar nuevos testimonios del hecho ocurrido en 7 de febrero de 1985 en Guadalajara, Jalisco.

Según las nuevas investigaciones “Kiki” Camarena pudo haber sido víctima de un complot entre un agente de la CIA y un funcionario de la DEA, lo que provocó su secuestro y posterior asesinato.

¿Quién fue Enrique “Kiki” Camarena?

Enrique Camarena se unió al cuerpo de Marines de los Estados Unidos en 1973, donde trabajó dos años para luego unirse a la DEA en Calexico. En 1981 fue asignado a Guadalajara en México.

Tras su traslado a Guadalajara en 1981 se había infiltrado en el Cártel de Guadalajara, pues gracias a su herencia latina le fue fácil destacarse en el grupo criminal facilitando la seguridad de la misma en los estados del pacífico mexicano.

Su buen desempeño ayudó a romper con otros grupos delictivos con éxito y siempre mantuvo su cara fuera de los medios, cuidando su anonimato.

Luego de que el Gobierno realizara uno de los operativos antidrogas llamado Operación Rancho Búfalo, donde destruyeron destruyeron toda una plantación de mariguana de 1000 hectáreas conocida, propiedad de Rafael Caro Quintero, en 1984.

Indignados por la operación en su contra, los capos mexicanos ordenaron el 7 de febrero de 1985 el secuestro de Enrique comandado por Miguel Ángel Félix Gallardo, realizado en plena luz del día por agentes de la policía corruptos pagados por el mismo cártel.

Kiki fue torturado y apaleado hasta la muerte. Su cuerpo fue localizado el 5 de marzo en una zona rural de La Angostura, un pueblo del estado de Michoacán, México.
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter