Blog del Narco

Frenan extradición a EU de Mario Cárdenas Guillén, El M-1 y/o El Gordo hermano de Osiel Cárdenas Guillén

ads

Una juez federal concedió una suspensión de plano a Mario Cárdenas Guillén, El M-1 y/o El Gordo, hermano del capo Osiel Cárdenas, El Mata Amigos, la cual frena por el momento su extradición a Estados Unidos. 

El año pasado, la Fiscalía General de la República cumplimentó una orden de detención provisional con fines de extradición contra El M-1, quien está recluido en el penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México. Mario Cárdenas es requerido por una Corte Federal de Texas por su presunta responsabilidad en la comisión de los delitos contra la salud y asociación delictuosa. 

Abigail Ocampo Álvarez, juez Primero de Distrito en Materia de Amparo y Juicios Federales en el Estado de México, otorgó la suspensión de plano que evita la entrega a los norteamericanos. 

El quejoso alegó que la FGR y otras autoridades se preparan para entregarlo a los estadunidenses, motivo por el cual la juez pidió a las autoridades que rindan informes justificados y convocó para audiencia en junio próximo. 

En su resolución, la juzgadora rechazó otorgar una suspensión definitiva a El M-1, quien reclamó la inconstitucionalidad de la Ley de Extradición Internacional, particularmente los artículos 17, 18, 19, 20, 21, 24, 25, 27 y 30, publicada en el Diario Oficial de la Federación en 1975. En septiembre de 2012, elementos de la Secretaría de Marina-Armada de México, detuvieron en Altamira, Tamaulipas, a Mario Cárdenas Guillén. 

El anuncio de su detención la realizó el vicealmirante José Luis Vergara Ibarra, quien también dio a conocer que dicho cártel se encontraba dividido entre los leales a la familia Cárdenas Guillén y la facción que dirigía el ex agente de la policía ministerial de Tamaulipas, Jorge Eduardo Costilla, El Coss, quien después fue detenido y extraditado. 

Mario Cárdenas estuvo preso en los penales de máxima seguridad de Matamoros, Tamaulipas y Puente Grande, Jalisco, de 1995 a 2007, por los delitos de delincuencia organizada y contra la salud. Traficaba desde el interior del penal de Matamoros grandes cargamentos de cocaína y marihuana, por lo que fue necesario en 2003 enviarlo al penal de Puente Grande. 

Mientras que su hermano Ezequiel Cárdenas, Tony Tormenta, fue abatido por las Fuerzas Especiales de la Secretaría de Marina el 5 de noviembre de 2010, después de seis meses de labores de inteligencia, mismo que en dos ocasiones ese mismo año, logró escapar de los operativos en su contra en Matamoros. 

En enero de este año, la juez rechazó otorgar un amparo a Mario Alberto Cárdenas Medina, El Betillo o El Betito, actual líder del cártel del Golfo y sobrino de Osiel Cárdenas, quien pretendía echar abajo el auto de vinculación a proceso dictado en su contra por su probable responsabilidad en el delito de delincuencia organizada.
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter