Blog del Narco

Se cumplen 5 años de que Federales masacraran a 42 Sicarios del CJNG en un rancho de Tanhuato, Michoacán

Cargando...

Hace cinco años, en mayo de 2015, por primera vez en México un grupo delictivo derribó con un lanzacohetes RPG-7 una aeronave militar cuando realizaba una operación para detener al líder de una organización delictiva. En esa ocasión integrantes del

cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) tendieron una emboscada a militares y agentes federales en el municipio de Villa Purificación.

Tres semanas después, en el Rancho del Sol, que se localiza en el municipio de Tanhuato, Michoacán, elementos de la Policía Federal atacaron a miembros de esa banda, dejando un saldo de 42 presuntos sicarios abatidos; algunos funcionarios federales consideraron que se trató de una venganza por diversas emboscadas en las cuales los integrantes del CJNG habían asesinado a elementos de esa corporación y otras autoridades, y de ello se da cuenta en la recomendación 4VG/2016 de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

La noche del 19 de marzo de 2015, miembros del cártel Jalisco Nueva Generación emboscaron a elementos de la División de Gendarmería de la PF cuando éstos realizaban patrullajes a bordo de siete unidades, en la colonia La Mascota de Ocotlán, Jalisco. El saldo fue de cinco servidores públicos federales fallecidos.

El 6 de abril de 2015, un convoy de la Fuerza Única de Jalisco circulaba sobre la carretera Mascota-Puerto Vallarta, cuando se encontraron con un camión de redilas incendiándose, atravesado sobre la cinta asfáltica, por lo que tuvieron que reducir la marcha. En ese momento, comenzaron los disparos con un saldo de 15 agentes policiales muertos.

El primero de mayo del mismo año, en el marco de la Operación Jalisco, elementos militares realizaban reconocimientos aéreos y localizaron un grupo de vehículos con personas armadas, sobre la ruta Casimiro Castillo-Villa Purificación, en el estado de Jalisco Los integrantes del CJNG dispararon cohetes contra una de las aeronaves, lo que dejó un saldo de 10 integrantes de las fuerzas federales fallecidos.

El 22 de mayo de 2015, se registró un supuesto enfrentamiento entre autoridades federales y miembros del crimen organizado, al respecto las investigaciones llevadas a cabo por el ombudsman nacional concluyeron que se trató de una supuesta persecución y enfrentamiento armado entre elementos de la Policía Federal y los tripulantes de la camioneta marca Toyota, modelo Tacoma, color blanco, en el kilómetro 371.5 de la carretera Nogales-México.

Los testimonios recogidos por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos refieren que los agentes federales ingresaron de manera violenta al rancho, aproximadamente a las 6:20 horas; estaba amaneciendo cuando llegaron los policías federales, quienes nos agarraron dormidos, y abatieron a los ocupantes de la propiedad; tras asesinarlos alteraron el lugar de los hechos, les colocaron armas de fuego a las víctimas, entre otros actos.

A la fecha la Fiscalía General de la República (FGR) mantiene abierta una indagatoria por el delito de homicidio en contra de elementos de la Policía Federal, ya que se ha considerado que los policías cometieron violaciones de los derechos humanos.

La Dirección General de Control de Averiguaciones Previas (DGCAP), dependiente de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo, es quien tiene a su cargo la investigación, respecto de la cual la CNDH concluyó que en 37 de los 42 presuntos integrantes del CJNG que perdieron la vida en los hechos, se acreditaron transgresiones al derecho a la vida, con motivo del uso excesivo de la fuerza que derivó en la ejecución arbitraria, atribuibles a servidores públicos de la Policía Federal.



 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter