Blog del Narco

Doble feminicidio: Dayann de 11 años y su madre Gardenia fueron asesinadas y calcinadas en Acajete; Puebla

ads

Gardenia y su hija Dulce Dayann fueron asesinadas violentamente , la niña estaba amarrada, los restos fueron abandonados en la comunidad de Santa María Nenetzintla en el municipio de Acajete, Puebla. Ambas fueron localizadas la mañana del pasado viernes 12 de junio al interior de su vehículo, el cual fue calcinado con los cuerpos al interior.

Hasta ese momento se desconocía la identidad de las víctimas, pero este fin de semana fueron identificadas por los familiares.

La madre estaba en el asiento del copiloto y la hija fue encontraba amarrada en la cajuela . Estaban irreconocibles, fue por sus características físicas y por su vehículo, que sus familiares las identificaron y reclamaron sus restos.

Ambas eran miembros de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en el distrito de Tepeaca, el de junio salieron de su casa cerca de las 15:00 horas a bordo de un coche de la familia  y nunca regresaron. Al día siguiente fueron localizados sus restos cerca del panteón de Santa María Nenetzintla, gracias a que vecinos vieron una columna de humo negro.
.

De acuerdo a lo informado por los vecinos, la noche anterior al hallazgo de los cuerpos de madre e hija, oyeron detonaciones de arma de fuego en las inmediaciones del panteón de dicha comunidad. Al día siguiente se encontraron con el vehículo ardiendo.

Entusiastas, hermosas, caritativas y respetuosas de su congregación; así es como conocidos de Gardenia de 26 años de edad y su hija Dulce Dayann de 11 años, las describen. Madre e hija fueron víctimas de un monstruoso crimen, tras ser privadas de su libertad el pasado viernes cuando salieron de su casa en La Magdalena Tetela en Acajete.

Gardenia, una madre joven, se ganaba la vida trabajando en su negocio propio de arreglos y regalos. Era una mujer de ojo claro, complexión delgada, tez clara, cabello largo y ojos claros. Junto a su hija eran miembros de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en el distrito de Tepeaca de la  Misión Alpina que pertenece a la Unión Interoceánica.

Dulce Dayann solo tenía 11 años de edad, era tan bella como su madre. Tenía el cabello largo, ojos grandes y claros, de complexión delgada. Era una pequeña que participaba en su congregación.

.

Madre e hija eran altruistas y participativas en los talleres o Experiencias Bíblicas de Vacaciones que organizaba periódicamente su iglesia. La última vez que fueron vistas con vida fue la tarde del pasado jueves, cuando salieron a bordo del vehículo familiar.

Quince horas después de salir de casa en La Magdalena Tetela, fueron localizadas en Santa María Nenetzintla  junta auxiliar de Acajete. Ambas estaban irreconocibles, fueron calcinadas al interior del vehículo en el que habían salido.

La madre estaba en el asiento delantero y la hija fue encontraba en la cajuela. Por sus características físicas y por el vehículo, fueron identificadas y entregadas a sus familiares, quienes ahora claman justicia.

De acuerdo a lo informado por los vecinos, la noche anterior al hallazgo, oyeron detonaciones de arma de fuego en las inmediaciones del panteón de dicha comunidad de Santa María Nenetzintla y por la mañana se alarmaron al ver una columna de humo negro, al acercarse se encontraron con el vehículo ardiendo.

Al inicio se dijo que se trataba de una pareja, sin embargo horas después se confirmó que eran madre e hija y que se encontraban en calidad desaparecidas.


 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter