Blog del Narco

La Ejecución de dos Policías en Tecate se dio internamente por los arreglos del nuevo director con el CJNG para alinear a todos

ads

Danny Isaac Ortiz, “El Moreno”, y Samuel Vaca García, “El Primo”, “El Cholo” y, o “El Gallo”, operadores del CJNG al servicio del expolicía Jesús Alfonso, son considerados presuntos responsables intelectuales del asesinato de dos agentes municipales

El asesinato de los agentes Rosalba Santillán Esqueda y Pedro Ignacio González, es considerado una amenaza a las fuerzas de seguridad coordinadas. Se trata del resultado de la impunidad que gozaron los traficantes por casi ocho meses con el ex director de la Policía Municipal, Antonio Bazo, la colusión de uniformados corruptos con narcotraficantes, el anuncio de cambios en el cuadro de mando de la corporación y los cateos, aseguramientos y capturas de narcomenudistas que iniciaron en abril. Como presuntos responsables identifican a “El Moreno” y “El Primo”, de Jalisco

Danny Isaac Ortiz Covarrubias “El Moreno” y Samuel Vaca García “El Primo”, “El Cholo” y/o “El Gallo”, operadores criminales del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) al servicio del ex policía Jesús Alfonso Trapero Ibarra, son considerados presuntos responsables intelectuales del asesinato de dos agentes municipales, perpetrado el domingo 24 de mayo en Tecate, de acuerdo a reportes generados en las investigaciones formales y las de las áreas de Inteligencia de autoridades integradas a la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz y la Seguridad.

Versiones al interior de la Policía de Tecate consideran se trató de “un operativo criminal interno”, y que en los homicidios habrían participado agentes municipales del cuadro de mando. Lo suponen así al conocer que los uniformados acribillados “permitieron que los dos homicidas se les acercaran y los sorprendieran, disparándoles”.

No obstante, una primera línea de investigación tiene como hipótesis del doble crimen “una amenaza al director, a los nuevos agentes que llegarán y a las otras autoridades comisionadas en Tecate, una advertencia contra el trabajo policiaco y de investigación de los agentes que no estén alineados con los cárteles y todo lo que puede llegar con el cambio de director de la Policía Municipal”, aseveró un integrante de la Mesa de Coordinación. 

Por casi ocho meses, entre el 1 de octubre de 2019 y el 19 de mayo de 2020, la Policía Municipal de Tecate no realizó una sola captura de homicidas o narcomenudistas. Su Director de Seguridad Ciudadana, Marco Antonio Bazo Soto, cuyo nombramiento fue cuestionado por su falta de arraigo en la ciudad y procedencia de la Fiscalía General de la República, simplemente se negaba a trabajar coordinado en el combate a estos crímenes con el resto de las autoridades. Argumentaba que esos delitos no eran su función.

Al momento de su salida, no reunieron elementos para acusar a Bazo de corrupción con los narcotraficantes, “pero permitió que Tecate se convirtiera en un paraíso para los vendedores y trasegadores de droga”, espetó uno de los jefes policiacos.

En ese contexto, elementos de la Guardia Estatal de Seguridad e Investigación (GESI) fueron enviados a trabajar a Tecate enfocados en narcomenudeo a partir del mes de abril, efectuando una serie de cateos y detenciones.

El martes 19 de mayo, Bazo fue relevado de su cargo.

En presencia del fiscal general Guillermo Ruiz Hernández, la alcaldesa Zulema Adams nombró al Mayor de Infantería, Orlando Hernández Porras, especialista de Inteligencia para Seguridad Nacional, como encargado de despacho, y el jueves 21 de mayo, tras la obligatoria sesión de Cabildo, lo designaron director de Seguridad Ciudadana Municipal de Tecate. Ahí mismo, el recién nombrado adelantó que junto con él llegarían 50 nuevos elementos policiacos, advirtiendo que haría una necesaria depuración y cambios en el cuadro de mandos para mejorar y avanzar en el trabajo de Seguridad Pública de Tecate.

DOBLE CRIMEN

El día que asesinaron a Rosalba Santillán Esqueda y a Pedro Ignacio González, agentes de la Dirección de Seguridad Ciudadana de Tecate, era el último que se desempeñarían como escoltas del Mayor de Infantería Hernández Porras.

Ese domingo 24 de mayo, el recién estrenado director de la Policía tenía agendada una reunión con elementos de la GESI, quienes le asignarían a su nuevo y permanente equipo de escoltas. Esa tarde sería la última guardia de Santillana y González -y otro policía municipal como responsables de la seguridad del director-, así que desmontaron y se dirigieron rumbo a la calle Revolución de la colonia El Refugio para dejar a la mujer policía en casa.

Habían descendido de la unidad policiaca cuando dos personas armadas, una con pistola calibre .9 milímetros y otra calibre 40, les dispararon.

No hay testigos que reporten la forma en que se dio la balacera, pero los investigadores concluyen que los homicidas bajaron del auto, se les acercaron y las víctimas reaccionaron, sin percibir el acto como un elemento de peligro. Pero comenzaron a dispararles. Parte de los casquillos de las balas cayeron en el interior del patio de una de las casas.

Los reportes al Centro de Control Comando, Comunicación y Cómputo (C4) empezaron a llegar a las 6:01 pm, “Detonaciones de arma de fuego” fue la denuncia original; “Al parecer el lesionado es un oficial municipal”, luego, “Agente muerto por arma de fuego”; para finalmente informar a las 6:17 pm el deceso de los agentes Santillana y González en el lugar.

“No se cuenta con cámaras de video vigilancia en el área de los hechos” reportaron primero, pero después informaron que los responsables habían huido en un vehículo Nissan color blanco de reciente modelo, del cual se hizo circular -en redes sociales- una imagen de una cámara de vigilancia el mismo domingo.

A la mañana siguiente, el lunes 25 de mayo el auto fue localizado, incendiando en la entrada principal del fraccionamiento Villas del Campo.

El día de los hechos, la alcaldesa del Pueblo Mágico declaró a ZETA lamentar el ataque y que saben que cuando se combate la corrupción hay represalias, recordando el nombramiento del nuevo director. Y reiteró que entre el miércoles 27 o jueves 28 de mayo, llegarían 50 o 60 elementos a reforzar el combate a los delitos.
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter