Blog del Narco

¿Quién es Édgar Valdez Villarreal, "La Barbie"? esta es la historia del hombre que acusa a Felipe Calderón y a Genaro García Luna de corrupción

ads

Édgar Valdez Villarreal, mejor conocido como "La Barbie", fue uno de los narcotraficantes más importantes y temidos durante la llamada "guerra contra el narco" del gobierno de Felipe Calderón. 

Fue extraditado a Estados Unidos en 2015 y sentenciado a 49 años de cárcel, sin embargo, se ha revelado que mientras "La Barbie" participaba como uno de los protagonistas de la sangrienta guerra entre los cárteles de droga, también era informante de la DEA y el FBI, ayudando a capturar a varios narcotraficantes, entre ellos su exfeje Arturo Beltrán Leyva, "El Barbas".

¿Quién es "La Barbie"?

De origen mexicano-estadounidense, Édgar Valdez nació el 11 de agosto de 1973 en Laredo, Texas, Estados Unidos, en el seno de una numerosa familia conformada por sus padres y ocho hermanos.

Desde joven destacó por su gran habilidad como jugador de fútbol americano debido a su corpulencia física, pero también su carácter problemático que lo llevaría a cometer algunos crímenes antes de adentrarse en el mundo del narcotráfico. 

Se ganó el apodo de "La Barbie" debido a su piel blanca, cabello rubio y ojos claros, rasgos similares a los del muñeco Ken que acompaña a Barbie.

Su primer delito fue a los 18 años, cuando fue acusado de homicidio no intencional a raíz de una accidente de tránsito, si bien no terminó tras las rejas.

Dos años después, a los 20, fue detenido en EU por posesión de marihuana, delito por el que fue sentenciado a siete años de cárcel, aunque fue dejado en libertad condicional por buena conducta.

A los 22 años fue arrestado de nuevo, esta vez por manejar a exceso de velocidad y bajo el efecto de las drogas. Nuevamente tuvo suerte y no fue sancionado. Dos años después es acusado otra vez de posesión de marihuana y se giró una orden de aprehensión en su contra que nunca fue ejecutada.

Inicio en el narcotráfico

Fue entonces que el joven de 24 años eludió la justicia fugándose de su país natal para mudarse a México, más concretamente el estado de Tamaulipas. Este sería apenas el inicio de su vida criminal.

En poco tiempo "La Barbie" comenzó a destacar como traficante de cocaína y no tardó en tener problemas con el Cártel del Golfo, el grupo criminal que controlaba la "plaza" y que por entonces tenía como brazo armado a Los Zetas, el sanguinario grupo de sicarios con un sofisticado entrenamiento militar al haber sido entrenados, irónicamente, como un grupo élite para combatir el narcotráfico.

El conflicto lo obligó a dejar Tamaulipas para mudarse a Monterrey, Nuevo León, donde conoció a Arturo Beltrán Leyva, quien por entonces se desempeñaba como jefe policiaco e integraba la famosa "Federación", una alianza conformada por el Cártel de Sinaloa, los hermanos Beltrán Leyva, el Cártel de Juárez, entre otros.

Su carácter violento y propicio a infringir la ley pronto le forjó fama de despiadado y pronto se volvió allegado a los capos, escalando dentro de la organización. Se volvió la mano derecha de los Beltrán Leyva y se ganó la confianza de "El Chapo" Guzmán mientras este y su jefe eran socios. 

"La Barbie" fue pieza clave para conformar el equipo de sicarios que el capo sinaloense usaría para fugarse del penal de Puente Grande en enero de 2001, de donde se trasladó a Tamaulipas, territorio conocido a fondo por Villarreal.

Guerra contra Los Zetas y el Cártel del Golfo

De 2003 a 2008 encabezó la sangrienta guerra de la "Federación" contra el Cártel del Golfo y Los Zetas, periodo en que el país se volvió escenario de numerosos enfrentamientos, asesinatos, con cuerpos desmembrados y decapitados dejados a la luz pública como signo de amenaza.

Fue también en esos años que "La Barbie" se hizo cargo de traer a México infames miembros de la pandilla Mara Salvatrucha, oriunda de El Salvador, a quienes la "Fedaración" entrenó para acabar con los miembros de los grupos rivales. El brazo armado fue llamado "Los Negros" y era liderado por Valdez Villarreal.

La zona de operaciones de "Los Negros" comenzó en Nuevo Laredo, Tamaulipas, de donde habían expulsado a "La Barbie". Más tarde extendieron sus operaciones a Nuevo León y Coahuila.

En 2005, fue enviado por Arturo Betrán Leyva al estado de Guerrero, donde se hizo cargo de dirigir la "plaza" de Acapulco. Su zona de operaciones se extendió también a Morelos, desde donde coordinó traslados de y cocaína.

Cuando tuvo lugar la ruptura entre "El Chapo" Guzmán y los Beltrán Leyva, "La Barbie" decidió apoyar a los segundos, pasando de ser jefe de sicarios a hacerse cargo de la importante tarea de lavar dinero para naciente Cártel de los Beltrán Leyva.

Tras la caída de Arturo Beltrán Leyva, quien murió abatido por elementos de la Armada de México tras un fuerte enfrentamiento en una residencia cerca de Tepoztlán, Morelos, "La Barbie" fue acusado por el resto de los hermanos de haber traicionado a "El Barbas".

Esto daría pie a una nueva guerra entre Valdez Villarreal y Héctor Beltrán Leyva, alias "El H", por el control de Guerrero y Morelos, la cual sumió a los estados en un espiral de violencia.

Caso Cabañas

"La Barbie" también ha sido vinculado al caso Cabañas, el atentado contra el jugador de futbol Salvador Cabañas ocurrido la madrugada del 25 de enero de 2010 en un bar de la Ciudad de México, incidente que acabó con la carrera profesional del paraguayo.

El atacante fue identificado como José Jorge Balderas Garza, alias "El JJ" y "El Modelo", quien disparó al futbolista en la cabeza mientras estaba acompañado de su esposa. Este hombre tenía como jefe y amigo a "La Barbie".

El mismo Valdez Villarreal declaró después que tras enterarse de lo sucedido regañó a "El JJ", pero también se hizo cargo de refugiarlo en una de sus "oficinas" de Atizapán, Estado de México, para evitar que fuera detenido.

La caída de "La Barbie" y la polémica sonrisa

El 30 de agosto de 2010, Valdez Villarreal fue detenido cerca de la Ciudad de México en un operativo de la Policía Federal. Las polémicas imágenes del capo con una amplia sonrisa mientras era escoltado por agentes de la Marina dio la vuelta al mundo.

Muchos se preguntaron cuál era la razón de su sonrisa si había sido capturado. No tardó en aflorar la posible explicación: en noviembre de 2012 el capo hizo llegar al diario Reforma una carta en la que acusaba al entonces presidente Felipe Calderón y su mano derecha en la lucha contra el narco, el extitular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) Genaro García Luna, de mantener vínculos y complicidad con el narcotráfico.

"La Barbie" aseguró que Calderón quería establecer un acuerdo entre los cárteles de droga para dar un respiro a la sangrienta guerra, para lo cual mantuvo reuniones con los principales capos.

De García Luna dijo que había recibido millones de dólares en sobornos por parte del crimen organizado. Hoy el extitular de la SSP enfrenta un juicio en una corte de Nueva York.

Calderón negó en todo momento las acusaciones que causaron gran eco mediático. Sin embargo, un documento oficial revelado recientemente respalda lo dicho por "La Barbie", quien -ahora se sabe- era informante de la DEA. 

"La Barbie" fue extraditado a EU en 2015 y condenado a 49 años y un mes de prisión en una corte de Atlanta por los delitos de importación  distribución de cocaína en EU y lavado de dinero. Además, tendrá que pagar una multa de 192 millones de dólares. Actualmente cumple su condena en una prisión federal.

Informante de la DEA

Este jueves 11 de junio de 2020, la periodista Anabel Hernández dio a conocer por primera vez un documento desclasificado por una corte federal de Estados Unidos, el cual revela por fuentes oficiales que "La Barbie" fue informante de la DEA y el FBI entre 2008 y 2010. 

El documento data del 2018, cuando se llevó a cabo la audiencia en la que se determinaría la sentencia de Valdez Villarreal. Sin embargo, la información ahora publicada fue clasificada por la corte durante dos años.

De acuerdo a la información, el primer acercamiento de "La Barbie" con el Gobierno estadounidense fue en 2004, cuando el Departamento de Justicia de Texas lo contactó pidiéndole ayuda para capturar a "El Chapo" Guzmán y Arturo Beltrán Leyva a cambio de eliminar los cargos que pesaban en su contra en ese país.

En ese momento Villarreal se negó, pero tras detonar la guerra entre los Beltrán Leyva y el Cártel de Sinaloa en 2008, cambió de opinión y contactó a través de un tercero a las autoridades estadounidenses. Se volvió informante de la DEA de 2008 a 2010. 

"La Barbie" explicó la situación a detalle a la periodista en la carta que le hizo llegar en 2012. Aseguró ser testigo directo de los vínculos entre la "Federación" y los gobiernos de Vicente Fox y Felipe Calderón.

En la carta, "La Barbie" asegura ser testigo de que García Luna y su equipo recibieron sobornos de él mismo y otros narcotraficantes.

También sostiene que cuando fue detenido en 2010 en realidad buscaban asesinarlo porque se negó a formar parte del acuerdo que buscaba Felipe Calderón, quien mantenía reuniones con los principales capos.

Señala que entre los numerosos oficiales corruptos que trabajaban con García Luna había uno en particular llamado Armando Espinosa de Benito, quien era responsable de intercambiar información entre el Gobierno mexicano y la DEA.

"La Barbie" asegura que esa información era vendida por García Luna y Espinosa de Benitos a los cárteles, a quienes ofrecían protección e impunidad a cambio de millones de dólares.

Los otros policías corruptos que encabezaban el equipo de García Luna eran, además de Espinosa de Benito, Eduardo Ramón Pequeño, Édgar Eusebio Millán, Francisco Javier Garza Palacios y Gerardo Garay Cadena, de acuerdo a la misiva.
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter