Blog del Narco

Normalista sobreviviente narró, desde 2014, participación del Ejército en la noche de Iguala

ads

"Si nos dan sus nombres falsos nunca los van a encontrar", les advirtió un militar a un grupo de estudiantes que acudieron a un hospital de Iguala para que atendieran a los heridos.

Desde 2014, el normalista sobreviviente a uno de los ataques contra los estudiantes de Ayotzinapa, Omar García, narró cómo el Ejército Mexicano estuvo involucrado en los hechos del 26 y 27 de septiembre, lo cual fue omitido en la llamada ‘verdad histórica’ de la antigua PGR.

En entrevista el estudiante apuntó que en lugar de ayudar a los heridos o iniciar la búsqueda de responsables, uno de los miembros del Ejército les advirtió: “Ustedes se lo buscaron”.

Esta semana, el periodista Álvaro Delgado documenta en Proceso cómo la Fiscalía General de la República comprobó la participación directa de militares, presuntamente corrompidos por el cártel Guerreros Unidos, quienes detuvieron a numerosos jóvenes, los ingresaron a instalaciones militares para interrogarlos y después los habrían entregado al grupo criminal que terminó con sus vidas. 

“Las nuevas evidencias, con base en declaraciones ministeriales de nuevos testigos, incluidos miembros de Guerreros Unidos, indican también que ese cártel entregaba sobornos a mandos y miembros del Ejército para permitir el trasiego de drogas, armas y dinero en esa región de Guerrero, y por ello participaron en la desaparición de los normalistas, según documentos que obtuvo Proceso”, expuso el medio.

“Detalles de la participación de militares en La Noche de Iguala, que tanto se había negado durante el gobierno de Peña Nieto, emergen en la carpeta de investigación AP/PGR/SEIDO/UE/IDMS//1017/2014 que integra el fiscal Omar Gómez Trejo, ante quien uno de los testigos “de indentidad reservada” aseguró que comenzó desde que los estudiantes llegaron a Iguala”, anotó.

“‘Entre la policía municipal de Iguala y la policía estatal de Guerrero y el Ejército, junto con la Policía Federal y la Federal Ministerial, empezaron a detener a los muchachos en diferentes puntos de la ciudad’, declaró Juan, quien afirmó que los estudiantes fueron detenidos en grupos, uno de los cuales fue llevado por militares armados, en vehículos oficiales, a la sede del 27 Batallón de Infantería, en Iguala”, develó.

“Ustedes se lo buscaron”

Una de las intervenciones del Ejército aquella noche fue narrada por el normalista Omar García.

El estudiante reveló que cuando llegaron los militares al hospital Cristina, en lugar de atender a los heridos, los detuvieron y los golpearon.

“Llegó el Ejército acusándonos de allanamiento (de un hospital), dándonos culatazos y al compañero herido también lo sometieron“, reveló el estudiante.

Omar les preguntó a los soldados: “Oigan, no están viendo que está gravemente herido, lo que necesitamos es apoyo”.

“Fue ahí cuando nos dijeron: Ustedes se lo buscaron, eso les pasa por andar haciendo lo que hacen”, agregó.

García mencionó que los soldados los fotografiaron a ese grupo de normalistas. “Nos dijeron: den sus nombres reales porque si nos dan sus nombres falsos nunca los van a encontrar“.

“Pedimos en hospital que se nos atendiera, no nos quisieron atender, pedimos que por lo menos nos dejaran entrar, personal de guardia nos dejó entrar y al poco rato llegó el Ejército acusándonos de allanamiento de morada”, contó.

El estudiante mencionó que en Guerrero es común ver a militares coludidos con la delincuencia organizada.

Cienfuegos rechazó interrogatorio

El entonces secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, siempre se negó a que los soldados fueran interrogados por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes. 

Lo que argumentó es que ya habían ido a declarar ante el Ministerio Público, algunos hasta 4 veces, sin tener “un solo señalamiento”.

Por ello, “no puedo permitir que interroguen a mis soldados que no cometieron hasta ahorita ningún delito”, sostuvo

En entrevista para Noticieros Televisa en octubre 2015, se preguntó “¿qué quieren saber?”. “¿Que qué sabían los soldados? está todo declarado, yo no puedo permitir que a los soldados los traten como criminales o los quieran interrogar para posteriormente hacer sentir que tienen algo qué ver y no apoyarlos, esa es mi posición y de ahí creo que no puedo ni debo salirme, porque perdería mucho de lo que soy”, agregó.

Cienfuegos aseguró que tiene “totalmente claro qué es lo que sucedió con nuestra gente”, en referencia a lo que hizo el 27 batallón de Iguala, el día en que policías municipales y criminales atacaron, desaparecieron a los normalistas, y asesinaron a 6 personas.

El funcionario sostuvo que los militares estuvieron atendiendo, el 26 de septiembre 2014, un accidente de una pipa que se volteó, y “regresaron (al cuartel) alrededor de las 10:30 de la noche”.

Expuso que en lo que va de su administración ha documentado 100 eventos en los que normalistas tomaron autobuses o camiones con mercancía. Ante ello, mencionó: “supimos que salieron y qué estaban haciendo y en ninguna intervenimos, ¿por qué aquí deberíamos haber intervenido? que es parte de lo que se señala, primero no teníamos gente, segundo no teníamos por qué haber intervenido, ¿dónde estaba la policía estatal?, la municipal estaba atendiendo el problema”.
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter